Investigacion Cualitativa y Cuantitativa: Guía Básica

Comprende las diferencias entre los métodos de investigación cuantitativa y cualitativa, y conoce qué pueden hacer por ti. Súper fácil.

¿Quienes somos? ¿Cuántas personas usan nuestro producto? ¿Por qué nos eligen a nosotros antes que a la competencia? Estas son algunas de las preguntas que nos hicimos a nosotros mismos y a nuestros clientes durante nuestro proceso de un año de cambio de marca.

Para crear una identidad de marca que representara lo que somos y resonase en nuestra audiencia, tuvimos que hacer una investigación cualitativa y cuantitativa. Pero puede usarse para mucho más.

Piensa en Lego por ejemplo. Solo hace 14 años, la empresa estaba cerca de la quiebra. En la actualidad, la marca es el fabricante de juguetes líder en el mundo con más de 5 ml millones de dólares en ingresos. ¿Cómo hicieron el giro?

Investigación Cualitativa y Cuantitativa

A través de grupos focales, entrevistas y haciendo encuestas, aprendieron lo que los clientes percibían como el punto de venta único de Lego. Al observar cómo jugaban los niños, aprendieron cómo satisfacerles. Esto le permitió a Lego reorientar sus esfuerzos, expandirse a nuevos mercados y dar a su público lo que realmente deseaba. ¿Quieres saber cómo puedes utilizar la investigacion cualitativa y cuantitativa para recopilar mejor información y tomar decisiones comerciales más inteligentes? Sigue leyendo.

Investigacion cuantitativa y cualitativa: ¿cuál es la diferencia?

La investigacion cualitativa y cuantitativa difieren en sus objetivos, la manera y la flexibilidad de la recopilación de datos y el tipo de datos que proporcionan.

El rigor de la recopilación de datos cuantitativos es lo que permite comparaciones significativas o confiables de las respuestas entre los participantes. Los métodos cualitativos, por otro lado, son menos formales y más flexibles.

Pero no te dejes engañar por pensar que los métodos cuantitativos son mejores o más rigurosos; ambos requieren métodos y análisis de investigación aplicados sistemáticamente.

Qué es la investigación cualitativa

La investigación cualitativa es una técnica descriptiva de recopilación de datos que se utiliza para descubrir detalles que ayudan a explicar el comportamiento. Transmite la riqueza de los pensamientos y experiencias de las personas. En resumen, la investigación cualitativa nos ayuda a comprender el por qué, cómo o de qué manera subyacente se da una determinada acción o comportamiento.

Los datos cualitativos son todo lo que se describe o explica, desde observaciones de una interacción hasta citas de personas sobre sus experiencias, actitudes, creencias y pensamientos. También se puede representar en palabras, imágenes, video, audio, transcripciones, etc.

Qué es la investigación cuantitativa

La investigación cuantitativa busca cuantificar un fenómeno. Es más estructurada, objetiva y ayuda a reducir el sesgo de investigación. Se enfoca en el comportamiento de una persona respondiendo preguntas como cuántas, con qué frecuencia y en qué medida.

Los datos cuantitativos son numéricos. Piensa en cantidades medibles como la longitud, el tamaño, la cantidad, el precio y la duración. Los datos se pueden usar para confirmar o descartar una hipótesis o predecir relaciones. Los datos cuantitativos se analizan utilizando métodos estadísticos y se presentan en tablas, gráficos, porcentajes u otras representaciones estadísticas.

¿Cuál es mejor entre la investigación cualitativa y cuantitativa?

Es una pregunta trampa. No enfrentamos la investigación cualitativa y cuantitativa entre sí. Estos tipos de investigación funcionan mejor juntos para brindarte la información más profunda y completa posible. ‘La ventaja de una metodología mixta es que obtienes tanto datos predictivos como proyecciones y conocimientos explicativos o contextuales’, afirma Christine Shimoda, Estratega de Investigación de Mercados con 20 años de experiencia. ‘Utilizando una metodología cuantitativa, una empresa podría aprender con confianza que dentro de su público objetivo, es probable que el producto X lo compre el 85% dentro del próximo año, y que los hombres son más propensos que las mujeres a comprar dicho producto. Una metodología cualitativa le permitiría a esa compañía entender por qué los hombres son más propensos que las mujeres a comprar el producto ‘. La investigación cuantitativa proporciona evidencia y predicciones. La investigación cualitativa proporciona contexto y explicaciones. Entonces, ¿cuál es mejor para ti? Eso depende de las preguntas que necesites responder.

Ejemplos y tipos de investigación cualitativa y cuantitativa

Los métodos de investigacion cualitativa y cuantitativa son formas sistemáticas de recopilar datos y probar hipótesis. ¿Y adivina qué? Es algo que ya haces todo el tiempo. Constantemente tomamos información de nuestro entorno para descubrir cómo interactuar con las personas que nos rodean. Lo mismo vale para la investigación de mercado. Una empresa intenta aprender más sobre sus clientes y el mercado. ¿Por qué? Para desarrollar un plan de marketing efectivo, o modificar uno que ya tienen. El método que uses para hacer esto depende de los datos que mejor respondan a tus preguntas clave.

¿Cuáles son algunos métodos de investigación cualitativa?

Estos son algunos de los métodos de investigación cualitativa más comunes:

Entrevistas en profundidad. Conocida como IDI en los círculos de investigación de mercado, las entrevistas en profundidad son ideales para profundizar en las actitudes y experiencias de las personas. Hay dos tipos principales: • No estructurado: entrevistas amplias y abiertas, como una conversación sobre temas elegidos donde se permite que el entrevistado lidere. • Semi-estructurado: entrevistas que incluyen preguntas preestablecidas, pero con la flexibilidad de hacer preguntas de seguimiento. Grupos de enfoque. Estos son efectivos para obtener varias opiniones en un formato conversacional. Los participantes lideran la discusión, mientras que un facilitador guía la conversación a través de una lista de temas, preguntas o técnicas proyectivas.

Etnografía. La etnografía tiene sus raíces en la antropología, donde se utilizó para aprender sobre las sociedades humanas a partir de finales del siglo XIX. En la investigación de mercado, al igual que en la antropología, la etnografía implica observar o pasar tiempo con los participantes en su contexto natural. Es un método abierto y exploratorio. Puedes ver cómo las personas usan productos y servicios, en lugar de pedirles que realicen un autoinforme.

¿Cuáles son algunos métodos de investigación cuantitativa?

Aquí tienes algunos de los métodos de investigación cuantitativa más comunes: Encuestas. Una forma eficiente de recopilar puntos de vista de muchas personas. Las encuestas se pueden realizar en línea, por teléfono, e incluso en persona mediante cuestionarios de entrevistas estructuradas. Pueden tener preguntas muy específicas o abarcar un amplio contenido. Observación estructurada. Esta es una forma estructurada de etnografía para medir ciertas acciones o comportamientos. Por ejemplo, puedes medir cuántas cajas de cereal agarran las personas antes de elegir una para comprar. Estas observaciones se pueden analizar más adelante para comprender las tendencias o áreas de mejora. Experimento. Esta es la forma de identificar realmente causa y efecto. Los investigadores de mercado realizan experimentos controlados, manipulados o aleatorios para comprender cómo las variables específicas influyen en los resultados. Una de las formas más simples de experimentación es la prueba A / B. Por ejemplo: una compañía de barras de caramelo hace dos tipos de envases y los entrega a diferentes tiendas con las mismas ventas y características demográficas. Al medir las ventas de cada tienda, la compañía puede estar segura de que la diferencia en el resultado vino causada por el envase.

Otras Fuentes de Datos Cualitativos y Cuantitativos

Prueba de usuario. Seguro que habrás escuchado que es mejor mostrar que decir. Entonces, en lugar de pedirle a la gente que explique su experiencia, ¿por qué no te lo muestran? Las pruebas de usuario son algo así como la etnografía digital. Pueden decirte por qué no estás obteniendo resultados y qué necesitas explorar más.

Transcripciones de Ayuda. El chat en vivo o las transcripciones de llamadas pueden generar datos tanto cualitativos como cuantitativos. Leerlos y codificarlos puede ayudarte a comprender los puntos conflictivos y los desafíos de las personas a lo largo de tu embudo de conversión. Opiniones de los usuarios. Mira más allá de tus propias encuestas y visita sitios como Yelp o G2 Crowd. ¿Qué dice la gente sobre ti? ¿Qué les gusta y qué les disgusta? Las cosas que dice la gente y la frecuencia con que lo dicen pueden arrojar datos cuantitativos y cualitativos sólidos.

Análisis de Datos Cualitativos y Cuantitativos

Escuchemos de nuevo a Christine Shimoda: “Sin análisis, los datos son solo números o anécdotas”, dice Shimoda. “El análisis es lo que trae el significado de los datos a la superficie. Es lo que identifica las tendencias, la historia y las ideas clave. Traslada los datos de algo en lo que estés interesado a algo que sea útil y práctico.” En resumen, los datos en bruto son inútiles hasta que no son analizados. El conocimiento es poder, pero los datos ≠ conocimiento. Solo a través del análisis y la interpretación, la información se vuelve poderosa.

¿Es Análisis de Datos Cualitativos y Cuantitativos o Análisis Cualitativo y Cuantitativo de los Datos?

Dr. H. Russell Bernard, Profesor de Antropología de la Universidad de Florida, explica que existe una ambigüedad en el lenguaje, porque a menudo se usan indistintamente ‘análisis de datos cualitativos’ y ‘análisis cualitativo de datos’ o bien se usan de forma indistinta ‘análisis de datos cuantitativos’ y ‘análisis cuantitativo de datos’.

“Nunca se sabe si el adjetivo ‘cualitativo’ hace referencia a los datos o al análisis. ¿Confuso, cierto?

Para simplificar, el análisis de datos es la búsqueda de patrones en los datos, seguida de la interpretación de esa información para ayudar a explicar por qué esos patrones están ahí.

 

Es importante tener en cuenta que los datos cuantitativos y cualitativos no son mutuamente excluyentes.

Los datos cualitativos se pueden trasladar a datos cuantitativos. Por ejemplo, podrías contar la cantidad de veces que los entrevistados usaron una palabra en particular para describir tu producto y obtener datos cuantitativos.

De manera similar, los métodos cuantitativos de análisis requieren que expliques qué significan los patrones y que los conectes con otras partes de tu negocio, ¡un ejercicio cualitativo!

Codificación: análisis de datos cualitativos

La codificación no tiene nada que ver con la programación de computadoras. Es una técnica para organizar cantidades sustanciales de datos cualitativos en trozos del tamaño de un bocado.

Hay dos maneras de comenzar a codificar:

1) Haz una lista de las ideas que te interesan y búscalas en el conjunto de datos

2) Deja que los datos te guíen hacia lo que es importante

Cuando se trata de codificar, deberás buscar temas repetidos, conceptos, palabras y desafíos.

Una vez que tengas una lista de temas generales, se convertirán en tu etiqueta de código. Repasa las transcripciones de datos de grupos de enfoque y entrevistas, notas de tus observaciones, y marca con la etiqueta cada vez que se den.

Clasifica las respuestas bajo tus respectivos temas generales y evalúa qué te dicen los datos.

Frecuencias y proporciones: análisis cuantitativo de datos

El análisis cuantitativo de datos implica convertir los números brutos en información significativa. Puede incluir la presentación de modelos de datos tales como gráficos, cuadros, tablas, probabilidades y más.

Las tablas de frecuencia son una excelente manera de presentar datos categóricos. Por ejemplo, puedes demostrar cuántas compras se realizan desde diferentes países. Estas representaciones numéricas también se pueden dividir en promedios y medianas. Las proporciones, o porcentajes, demuestran la importancia relativa de una determinada categoría. Por ejemplo, 500 ventas provienen de España, pero solo representan el 10% de tu volumen total de ventas. Cualquier análisis de datos cuantitativos debe responder a tus preguntas sobre qué y cuántos.

Conclusiones finales

La clave para una investigación cualitativa y cuantitativa exitosa es la iteración. Eso no significa hacer lo mismo una y otra vez. Significa regresar continuamente a tus preguntas, métodos y datos para generar nuevas ideas y conocimientos que ajustarán el enfoque de tu investigación y de tu negocio.

Lo importante es cómo preguntas.

Empieza ahora